Noviembre: el más festivalero de los meses

No puede existir un mejor comienzo para el baile de festivales de noviembre que el CineGaiMad. Pero el séptimo arte no se queda ahí y este mes nos depara un continuo sobresalto de novedades y sorpresas. Frente a la decisión de algunos políticos de suprimir los certámenes, muestras o festivales de cine por causa de falta de presupuesto (por cierto, inversión infinitamente ridícula comparada a cualquiera de los múltiples escándalos financieros que asolan nuestras instituciones y, en todo caso, inferior al guardarropa de muchas de ellas) la reacción lógica del espectador es asistir, más que nunca, a estos encuentros de libertad, descubrimiento y reflexión que supone la celebración de un festival. Los malos políticos siempre han tenido un miedo atroz a que se conozcan otras realidades porque existe el riesgo de la comparación y, ya sabe, las comparaciones son siempre odiosas para el que sale mal parado.

El Festival de Cine Europeo de Sevilla, que se celebra hasta el 11 de noviembre, ha sabido imponerse, con sólo 11 ediciones, entre los certámenes más interesantes del panorama festivalero español por su cuidada selección. La sección oficial cuenta este año, entre otras, con una burbuja de felicidad, Happy happy, pero, atención, las burbujas tienden a estallar, unas vacaciones que no tienen precio, Holidays buy the sea, y lo último de dos directores geniales, Steve McQueen, con Shame (imprescindible) y el griego Yorgos Lanthimos, con Alps (necesaria), del que también se podrá ver Attenberg. Entre la sección europea de la EFA se exhiben varias perlas, la sensible The Little Room, la eufórica The artist, la sugestiva Infiltration y la película con la que Béla Tarr ha decidido despedirse  del cine, The Turin horse. Pero aún hay más: los ciclos de Amos Gitai y Nikita Mikhalkov, con su flipante 12 y su excelente trilogía  Quemado por el sol y en la excitante celebración del cine ruso, un joya How I ended this summer y, un asalto impresionante al poder, El zar. Si la lluvia en Sevilla es una pura maravilla, su cine es mucho mejor.

El mismo día 11 comienza en Barcelona la Alternativa. En su sección cuenta con una OCNI chino (objeto cinematográfico no identificado), Han Jia (Winter vacation) y además contará con la presencia de dos magos del cine actual, Alain Cavalier y Patricio Guzmán y su maravillosa Nostalgia de la luz. Por su parte, también el mismo día y hasta el 18 de noviembre, pero esta vez en Bilbao, se inaugura el último ZINEBI, excelente festival internacional de cortos y documentales. Si los hermanos Lumière, allá por 1895, dotaron al primer cine de un aspecto documental, Georges Méliès se encargó de crear la ficción. Tras un siglo de existencia, el documental actual ha conseguido recuperar parte del terreno e imponerse con una fuerza impresionante.

El día 18 arranca el bólido del Festival de Gijón: arriesgado, irreverente, iconoclasta e imprescindible. Un festival que no deja de sorprender y recoger las pepitas de cine más extrañas e incalificables del cine mundial. En sección oficial, por el momento, Miranda July presenta The future, una tragicomedia indie con algunos momentos intensamente poéticos, la obra maestra o el total bodrio de Hors Satan (sinceramente todavía lo estoy pensando) del imprevisible  Bruno Dumont, el cuento actualizado de los tres cerditos y el lobo feroz en Les géants, tras el magnífico Eldorado, y la suave Un amour de jeunesse de Mia Hansen-Løve. Y en las tentadoras secciones paralelas, las geniales Youth in revolt, Rubber, Essential Killimg, Tomboy y Attack the block.

Y si aún no es suficiente, un día después, el 19 de noviembre se inicia en Huelva la 37ª edición del Festival de Cine Iberoamericano. Por eso, ya sea en Madrid, Gijón, Huelva, Barcelona, Sevilla o Bilbao, si tienes la suerte de estar en alguna de estas ciudades, no dejes de asistir al festival para que ciertos profesionales de la política se enteren, de una vez por todas, que estamos mucho más interesados en el buen cine que en sus ridículos trapicheos sin interés. Más vale una buena ficción que una triste realidad. Buen festival a todos.

Anuncios

FC 4+1: el mejor Festival de Festivales de cine

Aunque no es necesario buscar ninguna explicación para ver buen cine, el Festival 4+1, organizado por la Fundición MAPFRE, reúne al menos 4 más 1 razones para no perdérselo por ningún motivo.

1 Hoy en día el número de festivales en el mundo es incalculable y en cada uno se descubren verdaderas perlas del cine invisible que, por desgracia, no encuentran distribuidor. Este festival, que se celebra del 26 al 30 de octubre, reúne las mejores películas de un sinfín de festivales internacionales.

2 El Festival de Cine 4+1 se celebra al mismo tiempo en cuatro países del mundo: Argentina, Brasil, Colombia, España y México. En cada año edición una ciudad acoge la sede central, en esta ocasión es México, y presenta una clase magistral de un cineasta reconocido internacionalmente. La japonesa Naomi Kawase nos contará sus 23 años como directora de cine.

3 La selección de cine de autor de este año es sencillamente espectacular. Desde su inauguración con El niño de la bicicleta de los hermanos Dardenne, pasando por la sublime Meek’s Cutoff de Kelly Reichardt, el excesivo Outrage de Kitano, la enigmática Mundane History, la sorprendente Morgen o la magnífica sorpresa noruega de King of Devil’s Island, sin olvidar el terreno del documental con Nostalgia de la luz o Nénette, la selección más que apasionante es imprescindible para conocer el cine más radical y comprometido que se está haciendo hoy en día. En la pestaña superior de esta página dedicada al Festival 4+1 encontrarás todas las reseñas y comentarios sobre las películas para poder disfrutarlas plenamente y compartir tu opinión sobre ellas.

4 El Jurado es el espectador y el verdadero protagonista de este festival. El Premio del Público 4+1 a la mejor película se otorga mediante votación directa del público asistente en las cinco sedes del Festival.

MÁS 1 Como todos no tenemos la suerte de poder asistir al festival, toda la programación, enriquecida en algunos países con otras películas, se podrá ver, del 30 de octubre al 4 de noviembre, a través de la plataforma MUBI. O sea, que no hay excusa para perderse este excelente festival y fantástica iniciativa que nos acerca lo mejor del cine invisible de hoy, convirtiéndote en tu propio programador eligiendo lo que más te guste. Espero impaciente vuestras reacciones y comentarios. Buen festival a todos.

A %d blogueros les gusta esto: