El tercer asesinato, Japón 2017

Una evidente sorpresa se presenta ante el último trabajo del gran cineasta japonés, Hirokazu Koreeda. El tercer asesinato se estructura como un thriller judicial, género codificado, y absolutamente ajeno a las obsesiones del cineasta. Habituados a sus inspirados, melancólicos y tiernos retratos familiares, la curiosidad por ver cómo el realizador se acercará a este género, no deja de tener su morbo cinéfilo.Prácticamente dividida en un prólogo, dos partes y un suntuoso epílogo (brillantísimo final en la sala de visitas de la prisión entre el presunto asesino y el abogado de la defensa, en la que el trabajo de la imagen, a través del espejo que les separa y el juego con la confusión de ambos rostros, da sentido a un enigmático desenlace), Hirokazu Koreeda vuelve a brillar con intensidad, como nos tiene acostumbrados.Tras la primera escena del asesinato de su jefe por un antiguo convicto (ya hace treinta años), que le mata por su reciente despido, quema el cadáver y le roba para saldar sus deudas de juego (en un año cinematográfico en que los martillos y las llaves inglesas, como arma del delito, se han puesto de moda -como vimos en el reciente festival de San Sebastián: Pororoca, Custodia compartida, En realidad, nunca estuviste aquí…), el asesino confiesa su crimen y se inicia el proceso.Pocas dudas quedan ante la declaración espontánea del asesino pero el abogado defensor decide investigar el entorno familiar de la víctima, puesto que se opone frontalmente a la pena de muerte que pesa sobre el acusado. A partir de ese momento, Hirokazu Koreeda vuelve a recobrar el su brío habitual.Nada es tan evidente como parece y empieza a aflorar una desgarradora historia familiar que pone los pelos de punta. Con lo mejor de los actores japoneses actuales, tanto el presunto culpable, Koji Yakusho, como la hija de la víctima, Suzo Hirose (que ya actuaba en Nuestra pequeña hermana o en Rage) están absolutamente impresionantes, y una delicada puesta en escena, El tercer asesinato remueve las posiciones de la sociedad sobre la pena de muerte o la justificación de un asesinato. Un intenso thriller que la maestría del genio japonés prefiere dejar abierto a la interpretación del público.

En este rincón del mundo, Japón 2016

Tras el arrollador éxito de Your name, la muy valiente distribuidora Selecta Visión ha decidido continuar en su línea de presentar lo mejor del manga y la animación para los, cada vez más numerosos, fieles seguidores de este género. De su mano nos llega otra joya del cine japonés y no hay excusa para perdérsela.En este rincón del mundo, de Sunao Katabuchi, premio a la mejor película de animación de la academia japonesa de 2016 y premio del jurado en el prestigioso festival de Annecy, que adapta a la gran pantalla el manga de 2008 de Fumiyo Kôno, se estrena incluso antes en nuestro país que en Francia.Impresionante por su belleza y su suave poesía, la historia de su protagonista, Suzu, es una brillante saga familiar que se adentra en territorios poco explorados por este género, la guerra del Pacífico y sus consecuencias en la población civil.Suzu es una eterna soñadora que afronta la vida desde su lado más dulce, pese a los terribles eventos que tendrá que sufrir. Originaria de un pueblecito de Hiroshima, En este rincón del mundo, narra su vida desde mediados de los años treinta hasta los noventa. A sus 18 años recibe una propuesta de matrimonio de un joven que vive a 20 kilómetros de su pueblo natal.Tras aceptarla Suzu se traslada con su nueva familia en el año 1944, inicio de un periodo marcado por la guerra, las privaciones, la escasez de alimentos y un drástico racionamiento, la protagonista no deja de ver el mundo con su ensoñadora fantasía que la traslada en permanencia, en un mágico momento de la película (un ataque aéreo que ella transforma en un cuadro en movimiento), hacia el dibujo y el color, su pasión preferida.           En este rincón del mundo aborda temas delicados, la pérdida de los seres queridos y un mundo en guerra, con un permanente toque de nostalgia, una paleta de colores hipnóticos, múltiples personajes y variadas peripecias para mostrar un indudable optimismo frente a las peores circunstancias. Un intenso y soñador fresco novelesco de la reciente historia japonesa y una delicia para los ojos del espectador.

Apprentice y Harmonium, Singapur y Japón 2016

El cine asiático no deja de sorprender y arriesgar. Si la estrella de los últimos años ha sido, sin lugar a dudas, la filmografía de Corea del Sur, no debemos olvidar otros países, como Japón y Singapur, que prologan la gran tradición de un cierto cine de la crueldad, en la que se incluyen escenas que rozan el género fantástico y, como en estos dos excelentes films, la venganza tiene un papel preponderante.El realizador Boo Junfeng presentó en Cannes su segunda película, Apprentice, siete años después de su ópera prima, Sandcastle, que también se paseó con éxito por el festival francés. El tema, extremadamente delicado, la documentación necesaria para abordarlo y la elección del punto de vista para tratar la pena de muerte, han justificado tantos años de espera.Aiman es un joven oficial de seguridad, en una prisisón con un fluido corredor de la muerte, inexperto y fascinado por el trabajo del responsable del último paso de los condenados a muerte hacia el más allá, un veterano de la prisión a punto de jubilarse. La empatía entre ellos va asentándose poco a poco y Aiman va aprendiendo los secretos de un oficio poco habitual.Boo Junfeng brilla en el arte de imponer un sugerente suspense en sus historias. De inmediato el especatdor percibe una grieta en el carácter del oficial novato, un interés exagerado por las labores que todo el personal de la prisión huye y unas relaciones con su hermana que presagían que su trabajo en el corredo de la muerte no es pura coincidencia.Tan habil en su narración como en la descripción de un trabajo, silenciado intencionamente, Boo Junfeng presenta una película que plantéa, sin imponer tesis ni dar lecciones, una interesamte reflexión sobre la pena de muerte, bajo la, no tan inofensiva forma, de brillante suspense familiar.Al igual que Koji Fukada, el director de Harmonium, la familia es fuente de satisfacciones y frustraciones, y el explosivo centro de una intensa, enigmática y sorprendente película. Brillantemente dividida en dos partes, Harmonium es una caja de sorpresas continua.La llegada de un inesperado antiguo amigo agita la estructurada vida de una pareja y su hija. Una buena mañana se presenta en el taller de mecánica de Toshio, impecable vestido de pantalón negro y camisa blanca, un conocido del protagonista. Sin avisar a su esposa, Toshio decide proponerle que se quede en su casa. La inicial reticencia de su esposa se va transformando en un naciente interés y una disimulada admiración, en la que tiene mucho que ver las clases de piano que el desconocido da a su hija para preparar su actuación, la fiesta de fin de año en el colegio.   Por momentos, próxima a Teorema de Pier Paolo Pasolini, estas clases de harmonium no aportarán armonía alguna a esta ordenada familia. La segunda parte es diabólicamente intensa. Un aconteciento inesperado hace resurgir la verdadera relación entre estos dos hombre y los fantasmas del pasado (metafóricamente) tan presentes en el cine japonés, se convierten en una pesadilla muy real.Dos propuestas que el buen gusto habitual del barcelonés festival D’A no ha dejado escapar. Dos películas que inician una sólida y serena narración y que bifurcan, en medio del camino, hacia los más oscuros terrenos del pasado. Y otros dos momentos, muy fuertes, en una exquisita programación del certamen que se ha convertido en cita imprescindible del mejor cine de autor actual. Buen festival a todos/as.

Your Name, Japón 2016

El realizador Makoto Shinkai parece que convierte en oro todo lo que toca. Antes del estreno en su país, en junio de 2016, el cineasta publicó la historia en versión novela. Exitazo y más de un millón de ejemplares vendidos. Dos meses después el film arrasa en taquilla y se convierte en una de las cinco películas de animación más vista de las salas de cine japonés.Hasta la banda sonora del inspirado grupo Radwimps se sitúa en los primeros puestos de la lista de lo más escuchado. Y nosotros, gracias al festival de San Sebastián, la pudimos apreciar, disfrutar y enamorarnos de ella el septiembre pasado. Lógico puesto que se trata de una verdadera joya de animación.   Su director se inspiró de unos hermosos versos de Ono no Komachi, una poetisa del siglo X. “Ha aparecido en tus sueños porque has pensado en él. Y si hubieses sabido que era un sueño, no te hubieses despertado”. Un inicio que marca las constantes de un cineasta inspirado por las contradicciones: realidad e imaginación, sueño y conciencia, ciudad y naturaleza, presente y pasado, muerte y vida…Dos jóvenes, que ni se conocen ni viven cerca, descubren que, durante el sueño, sus vidas se intercambian y cada uno vive la del otro. Con todo lo que implica: una chica y un chico, la gran ciudad y un pequeño pueblito de una isla, la más moderna actualidad frente a la conservada tradición. La destreza de Makoto Shinkai para abordar con tanta habilidad y brillantez tantos temas y desarrollarlos tan limpiamente no deja de sorprender desde su inicio.En todo momento, pese a las distorsiones que se producen en el espacio y en el tiempo de la narración, la película es de una irreprochable claridad. Aquí no hay lugar para la confusión sino para la emoción, la ternura y la intensa belleza de unos paisajes que cortan el aliento.No hay excusa para no ir a ver Your name. El cine de animación ha dejado desde hace tiempo de buscar su público entre los más jóvenes. Your name es una película para todos. Sobre todo para los que buscan imágenes espectaculares con una sólida historia detrás. El impresionante e imprevisible final es para ver en bucle a diario. Ojala todo el cine de ficción tuviese tanta calidad como Your name.

Novísima Animación: Adama; Avril et le monde truqué; Miss Hokusai; Mune, le gardien de la lune; Le Petit Prince; Phantom Boy; Psiconautas, los niños olvidados, The Prophet y When Marnie was there (Omoide no Mn)

El cine de animación continúa dando muestras de una riqueza creativa fuera de lo habitual (como el documental que, poco a poco –más lento de lo que nos gustaría-, va asentándose en las salas de cine y en el circuito tradicional de exhibición). Ps3Nuevas historias, en la mayoría de los casos destinadas a los adultos más que a un público infantil, contadas con una libertad artística sorprendente y arriesgada. En resumen, un mundo apasionante para descubrir y perderse un buen momento.Ps4En 2.012 el Goya al mejor corto de animación recayó en Birdboy. Por su valentía, su estética y riesgo, el corto supo a poco y nos dejó con muchas ganas. Por suerte, sus autores se han lanzado al largo con Psiconautas, los niños olvidados. Adaptación de la novela gráfica homónima de Alberto Vázquez que, junto con Pedro Rivero, entregan una de las historias más existencialistas de la actualidad de este género que, los años han convertido en mayor.AM1La espeluznante historia de amor entre la ratoncita Dinki y el pájaro toxicómano Birdboy brilla con un romanticismo desgarrador. Condenados a vivir en una isla contaminada, sin oportunidades y rodeados de sus inmorales vecinos, no tienen más remedio que escapar de esta sociedad que se ha autodestruido y que ha establecido el consumo, como norma, que ha creado un enorme basurero en el que la generación actual debe sobrevivir.AM2Psiconautas, los niños olvidados es un hito en la historia de animación nacional, una fábula de pesadilla que contiene escenas de antología, un grafismo virtuoso y que consigue lograr un universo en el infierno de Dante podría ser considerado una guardería.PB1El traslado de un mundo a otro, como también en Avril y le monde truqué, de Franck Ekinci y Christian Desmares, es otra muestra espectacular de la animación actual. Muy influenciado por el particular universo de Jacques Tardi en un verdadero homenaje a su creatividad, un viaje desde un París de 1941, que no ha evolucionado y sigue anclado en la era industrial, en el que los inventores y científicos han desaparecido, entre ellos, los padres de la chica Avril, que se lanza en su búsqueda.PB2Estética retrofuturista (steampunk) para denunciar, de otra manera, dónde puede acabar la codicia y la insensatez de la sociedad si no avanza en la dirección correcta. Una animación sorprendente con una galería de gabinete de curiosidades sin desperdicio.Ad1O al igual que Psiconautas, el protagonista de Phantom boy, de los franceses Alain Gagnol y Jean-Loup Felicioli (que ya nos conquistaron en 2.010 con Un gato en París), un niño de 11 años, también se tiene que evadir para, en esta ocasión, ayudar a un policía a descubrir a un horrible malvado “cubista” que pretende destruir el mundo.adama_04-454x600New York, como tela de fondo, el testarudo perro que ya aparecía en Un gato en París y que repite en este nuevo largometraje, dibujos realizados a mano, a la cera, y trabajos posteriormente con ordenador. Una escapatoria deslumbrante, sobre todo, al conocer que el niño, hospitalizado y luchando contra su enfermedad, se escapa como un ectoplasma, un fantasma, en lucha también por su vida. Impresionante.Ad2El camino, el viaje o los traslados (el viejo road-movie) como motivo recurrente de la nueva animación. Adama, de Simon Rouby, es otra verdadera sorpresa para esta historia de 1916 que narra el viaje de un joven senegalés en busca de su hermano, en plena guerra mundial.Pp2Novedad en el tratamiento de la imagen, su director, escultor de origen, ha modelado un centenar de figuras que han sido escaneadas en 3D posteriormente y que dan un resultado tan original como hipnótico. Imprescindible visión.Pp3O el viaje por excelencia en Le Petit Prince, adaptación de lo que parecía imposible, El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry, lograda gracias al empeño de Mark Osborne. Mune1Lo más remarcable de la película es la utilización de dos técnicas de animación. Por un lado, la clásica, en imágenes de síntesis, una niña en los años 60-70 con un vecino muy especial; y por otro, sin duda lo más fascinante de El Principito, la parte en stop-motion dedicada a trasladar la novela, con unas imágenes sublimes, tonos pasteles y una tierna poesía visual.Mune2Universos tan especiales como el creado por Benoît Philippon y Alexandre Heboyan en Mune. Un universo mítico en el que Mune, un fauno bastante torpe, será convertido en el guardián de la luna (el responsable de la noche y los sueños) y se verá en plena confrontación con el guardián del Sol.MH1Imaginación a raudales, personajes absolutamente novedosos (con un cierto aire de Avatar), sabia utilización de la 3D (que pasa al formato habitual en las secuencias de los sueños) y la impresión de ver algo distinto, arriesgado y fascinante.MH3Dejamos Europa para viajar, nosotros también, a Japón, otro foco imprescindible de la animación actual. Miss Hokusai, de Keiichi Hara, reivindicando el papel de la hija del más célebre pintor de Tokio de 1850. Si él pasó a la historia por su Gran Ola, su hija quedó enterrada en el olvido.WM1 Adaptación del manga de la autora, Hinako Sugiura, este homenaje retrata a una joven con tanto carácter como su padre, su entereza y su modernidad. Una animación que no duda en describir la iniciación sexual de la protagonista con una geisha varón, en una de las escenas más brillantes de la película.WM3 When Marnie was there (Omoide no Mânî), de Hiromasa Yonebayashi (autor también de la fabulosa Arriety y el mundo de los diminutos), es el último largometraje de los estudios Ghibli. Pr4Un clásico de la literatura británica de los años 60 de Joan G. Robinson trasladado a la gran pantalla, con un toque Vértigo, de Alfred Hitchcock, sobre la relación de dos niñas. Una jovencita adoptada, fuera de su lugar habitual de residencia, fascinada por el personaje que vive en una casa en medio de las marismas. Sueño, realidad y un insuperable toque nostálgico que no puede cerrar mejor la filmografía de un estudio de animación, Ghibli, que tanto ha aportado a este género.Pr1Y para finalizar, el broche de oro, El profeta de Kahlil Gibran, de Roger Allers. ¿Cómo adaptar una obra tan filosófica (con tan poca dramaturgia) como El Profeta? Su director ha encontrado la solución (muy empujado por Salma Hayek, verdadera alma mater de la película). Es la actriz la que ha preferido crear una historia que uniese los diferentes cortometrajes que constituían el proyecto inicial.Pr2Almitra, a sus 8 años, conoce a un prisionero político y se rae una fuerte amistad entre ellos. En el camino hacia el puerto, que juntos realizarán para que éste abandone el país, se irán desgranando las historias y enseñanzas de este filósofo de la resistencia, convivencia y amor.Pr6Los cortos Gaëtan Brizzi, Paul Brizzi, Joan C. Gratz, Mohammed Saeed Harib, Tomm Moore (La canción del mar), Nina Paley, Bill Plympton (Cheatin’), Joann Sfar (El gato del rabino) y Michal Socha cortan el aliento dejándote sin palabras.Pr5El profeta es como un compendio de los mejor del cine de animación actual. Un almanaque de sus mejores creadores que reúne muchas de las imágenes más potentes de la animación actual. Una verdadera joya que hay que ver en pantalla grande y sala oscura. Feliz viaje a todos/as.

A %d blogueros les gusta esto: