Land of Mine (Bajo la arena), Dinamarca 2015

La carrera hacia el Oscar de la mejor película en lengua extranjera es uno de los apartados más apasionante de los premios americanos. Las seleccionadas del año, en esta edición, 85, muestran la variedad e inquietudes de las cinematografías del mundo entero.lm6En una cosecha sin claras favoritas, pese a la presencia de la alemana, Toni Erdmann, de Maren Ade; Sólo el fin del mundo, de Xavier Dolan; Elle, de Paul Verhoeven, o por supuesto, nuestra Julieta, de Pedro Almodóvar… la lucha será sin cuartel. Aún con todo, a falta de ver una veinte de ellas, la danesa Land of Mine se anuncia como una baza muy potente y puede convertirse en la favorita, entre las 5 finalistas que se anunciarán el 24 de enero. Hablaremos de las otras, más adelante.lm4El público del visionario festival de Gijón (creo que el primero o uno de los primeros en presentarla) le otorgó sus favores ya en 2015 y puede que los académicos decidan lo mismo dentro de un par de meses. Tanto por su historia, sus interpretaciones, fotografía y la sentida emoción que desprende y suscita, Land of mine es, en todo caso, una de las mejores películas del año.lm2Un episodio obscuro de la reciente historia europeo retratado con una sutilidad e fascinante inteligencia. Al final de la segunda guerra mundial, los soldados daneses deciden que sus prisioneros alemanes desactiven los millones de minas que habían instalado en sus costas, pensando que el desembarco aliado se realizaría en su país.lm1Pese a que la guerra se ha terminado, un grupo de adolescentes es el encargado de esta peligrosa misión que no deja un segundo de suspense al espectador. Un inmenso campo de minas a punto de estallar en las manos de unos jóvenes, que sólo piensan en volver a su país y rehacer su vida, motivados por la promesa de que serán liberados una vez que acaben con las minas de una playa inmensa.lm7El inspirado cineasta Martin Zandvliet equilibra la permanente tensión con un sublime trabajo de fotografía, unos paisajes iluminados con maestría y que aportan un tanto de (falsa) serenidad a un trabajo forzado y suicida. La película muestra más que denuncia, interroga más que responde a las preguntas que se pueden plantear, y no esquiva la violencia de la situación.lm8Land of mine es un puro momento de inspiración. Sobria, potente e impresionante. Una de esas películas que no se olvidan fácilmente. Con unos jóvenes actores realmente impresionantes con los que es imposible no identificarse. Un campo de minas europeo que parece que nunca volverá a ser un lugar seguro.

A War (Krigen), Dinamarca 2015

Los oscuros caminos de la distribución (o más bien, la no exhibición) en nuestro país son inexplicables. Sin dejar de reconocer y agradecer que, gracias a un puñado de valientes y fieles amantes del mejor cine (Abordar-Casa de PelículasA Contracorriente, Avalon, La Aventura, Barton, Betta, Caramel, Cine Binario, DeAPlaneta, Emon, eOne, European Dreams Factory, Flíns & Pinículas, Golem, Indie Cinema Good Films, Karma, Márgenes, Mosaico, Numax, Paycom, Pirámide, Premium, Splendor, Surtsey, Syldavia, Vercine, Vértigo, Wanda… (y otras que seguro se me han olvidado) han cambiado radicalmente el cine de los últimos años, hay algunos cineastas que siguen sin encontrar el camino hacia nuestra gran pantalla. Por cierto muy recomendable visitarlas para estar al día de los estrenos.War1Uno de ellos es el director y guionista danés, Tobias Lindholm. Un portento de la puesta en escena, un mago en dosificar el suspense necesario, un talento innato a construir personajes con una base sólida base psicológica y una carrera envidiable.War2Como tarjeta de visita no se puede imaginar mejor filmografía: sus tres películas desde 2010, R (codirigida con su compatriota Michael Noer), Kapringen (A Hijacking) y A war, han logrado innumerables premios en festivales internacionales y hasta una nominación, con la última, a mejor película en habla extranjera en los últimos Oscars.War5A War es un prodigio de película con una sutil estructura narrativa. Por un lado, un comandante en misión de paz en Afganistán (en realidad rodado en Konya, Turquía), y por otro, su mujer y sus tres hijos, otra lucha diaria, pero igualmente intensa, en Copenhague, esperando sus llamadas, intentando vivir como si el trabajo de su madre o esposo fuese como el de cualquier otro.War7Dos líneas argumentales que Tobias Lindholm domina a la perfección y que decide unir, tras un ataque militar que acaba mal, y que conlleva un juicio en su país al protagonista de la historia (basada, de hecho, en una entrevista de 2012 que su director leyó en un periódico).War3Fascinante retrato de la realidad de la guerra (por mucho que se denomine misión de paz o cualquier otro apelativo que serene nuestras conciencias) y de los límites de la legalidad. Este talentoso director, que promete seguir dándonos sorpresas de alta calidad, reconstruye los géneros habituales americanos (desde el cine negro hasta el de guerra o el judicial) con su particular y, genial, toque de cine europeo de autor.War8Una película que debe mucho, de nuevo, la actor fetiche del director, Pilou Asbæk, que repite por tercera vez y que forma un tándem fascinante. Y un nombre, nada fácil de retener, pero que mejor que vayas haciendo memoria, porque ya apareció en la sexta temporada de Juego de Tronos, en el papel del violento guerrero, Euron Greyjoy. Y conocido es que Game of Thrones catapulta, literalmente, a sus actores. A ver si tenemos suerte y una de nuestras valientes distribuidores de cine independiente se anima a estrenar este peliculón.

(Actualización 5/09/2016). Los osados e inteligentes compañeros de la distribuidora, Abordar Casa de Películas, nos comentan que han adquirido los derechos de exhibición de A War y que se estrenará próximamente. Conociendo su habitual buen olfato -distribuyeron El abrazo de la serpiente- será otro éxito.

Cine negro glacial: In Order of Disappearance (Kraftidioten), Noruega 2014, y The Absent One (Fasandrberne), Dinamarca 2014

La literatura más oscura actual no esconde secreto alguno para los autores nórdicos. De ahí el éxito de estos grandes escritores llegados del frío, que con su particular estilo aséptico y  cortante, describen las peores atrocidades de las mentes criminales más retorcidas. El mal, cuando está enraizado en sociedades opulentas, no tiene límite. Los millones de lectores, fieles de muchos de estos investigadores, eran una excelente base para el gran salto de la novela a la pantalla.AO1Segunda adaptación al cine del escritor Jussi Adler-Olsen (tras Misericordia) de las investigaciones del famoso Departamento V, The Absent One, de Mikkel Norgaard, vuelve a retomar una peculiar pareja profesional: el inspector Carl Mørck (con graves problemas de adaptación social y un pasado que rozaba el alcoholismo, según sus compañeros) et Assad, su asistente (de origen sirio, y apodado por sus, nada xenófobos, compañeros altos y rubios como la cerveza, el árabe).   AO3Veinte años después del archivo de un caso muy mediático, el asesinato de dos hermanos gemelos,  nuevas pruebas ponen en el punto de mira a un grupo de estudiantes de la clase alta, hoy dirigentes y notables de la mejor sociedad noruega. Aquí como en otros lugares no se salva nadie, al fin y al cabo, leyendo los periódicos uno no puede evitar la sensación de que Don Vito Corleone tenía, por anticipación, el mejor currículo para ser el próximo director del FMI.A2Una película que muestra los entramados más oscuros de una sociedad actual basada en el beneficio personal, la rienda más suelta a los peores instintos y una protección entre poderosos sin escrúpulos, venales y amorales cívica y personalmente. Menos mal que sólo se trata de una ficción y la realidad que vivimos cada día está tan, tan, tan alejada de este panorama que no deberíamos asustarnos.IOD1Por si fuera poco, otra verdadera maravilla del cine de un género que no deja de invadir las secciones oficiales de los más prestigiosos festivales internacionales: Berlín, Nueva Zelanda, Seattle. In Order of Disappearance es un pelotazo visual con un humor corrosivo, unos actores de nivel internacional, Stellan Skarsgård o Bruno Ganz, y un irónico director, Hans Petter Moland.IOS2Un pacífico empleado municipal encargado de retirar la nieve, y recompensado como ciudadano ejemplar, desconfía de la versión oficial facilitada ante la muerte por sobredosis de su hijo. Decidido a investigar por su cuenta descubre más de lo que se imaginaba y ante la ineficacia generalizada decide tomarse la justicia por su mano.IOD3El excelente Festival de Cine Fantástico de Bilbao FANT no ha dudado en incluirla, en la sección oficial, de su 21ª edición que se celebrará del 8 al 15 de mayo. Visto el nivelón de la película no sería de extrañar que acabare en el palmarés.

Kapringen (A Hijacking), Dinamarca 2012

Lo bueno del cine es que las sorpresas llegan desde el lugar más inesperado. Este secuestro de un barco mercante por piratas somalíes (casi calcado al argumento que otro genio del cine, Paul Greengrass, estrenará en dos meses sobre el navío Maersk Alabama, bajo el título de Capitán Phillips, con Tom Hanks como protagonista) será, sin lugar a dudas, una de las mejores películas del año. Muy difícil se lo ha puesto el danés Tobias Lindholm al director americano, para superar este impresionante momento cinematográfico, que te deja sin uñas durante un buen tiempo.HI2El cocinero del barco saborea el momento del anuncio por teléfono, a su mujer y a su hija, que en muy poco tiempo habrá acabado su misión y regresará a casa para descansar unos meses. Lejos está de pensar que, minutos después, unos piratas modernos de las costas africanas se apoderarán del barco, y un supuesto traductor será el único interlocutor de un equipaje angustiado y temeroso por su vida. Y no es para menos.HI3Tobias Lindholm, director y guionista de este excepcional film, no es nuevo en el oficio. El talentoso danés ya había colaborado en los guiones de Submarino y La caza de Thomas Vinterberg y dirigido la serie Borgen, en la que Johan Philip Asbæk, el cocinero y protagonista de la historia, interpretaba un papel.HI4Por si no fuera poco el suspense que implica un secuestro en plena mar, a esta explosiva situación se añade las negociaciones del director de la empresa que sabe que el menor error puede saldarse con la pérdida de una o varias vidas de la tripulación. Impecablemente interpretado por Søren Malling (A royal affair), este empresario va a tener que sudar la camisa para no perder los nervios, tranquilizar a las familias, contentar al grupo económico al que pertenece y sobrevivir al intento o al logro (¿?).HI1No se debe desvelar nada más sobre esta fabulosa película, perla de la cosecha anual. Lo único es que hay que verla cuanto antes (y resistir a disfrutarla sólo una única vez). Una última anécdota: cuando casi al final del film parece avistarse una posible solución, el público sabe, intuye y teme que pueda ocurrir algo más, imprevisible. La tensión se masca en la pantalla y en la sala. Cada plano añade una gota de sudor a cada espectador. Todos desean, que no acabe nunca y, al mismo tiempo, que finalice ya; empiezan a agitarse en la butaca; se adivina un final equitativo para todo el mundo. Casi se puede tocar con las manos. Y de repente…

Sólo Dios Perdona (Only God Forgives), Dinamarca 2013

A fuerza de leer los periódicos nacionales debo de haberme vuelto insensible. Frente al abucheo, pataleo y un gallinero revuelto, en el festival de Cannes, por el exceso de violencia de lo último de Nicolas Winding Refn (NWR) personalmente he disfrutado de una puesta en escena exquisita, un sentido de humor macabro, irónico y perverso y confieso un par de explosiones de carcajadas (primera aparición de Kristin Scott Thomas y presentación oficial de la “novia” a mamá). ¿No nos estaremos tomando demasiado en serio una película que desea ofrecer una catarsis visual?OGF9Y eso que, en contra de la opinión generalizada que ha encontrado la película vacía y casi sin contenido, a mí me ha parecido una excelente recreación de Edipo Rey de Sófocles (los clásicos nunca mueren, deben ser los únicos). Evidentemente adaptada a los nuevos tiempos en los que, hasta el incesto, todo se delega en terceras personas.OGF1Existe una tendencia que suele permitir a ciertos directores alegrías, que en otros se castiga sin piedad. Si Tarantino mete trescientos litros de kétchup en sus pelis, esa violencia exagerada se considera una figura de estilo; si lo hace NWR y deforma en unos momentos la cara del “galán de moda” del cine actual (Ryan Gosling), se afirma que se recrea y disfruta de la violencia. Si Sofia Coppola monta sus imágenes de manera entrecortada y a ritmo de la música, de inmediato es puro arte; si lo hace Baz Luhrmann (que además borda, en general, esos momentos), es puro video clip. De verdad me pierdo y, sinceramente, tampoco importa mucho. Lo que realmente cuenta son las emociones y sentimientos que transmite una película, aunque sean negativos o difíciles de soportar.  OGF4Only God Forgives ha creado un personaje inolvidable: Kristin Scott Thomas, la madre que viene a repatriar el cuerpo de uno de sus hijos, Billy. Junto a su hermano, otro traficante de droga, utilizaban un club de boxeo tailandés en Bangkok como tapadera. Esta madre deja a Cruella de Vil a la altura de Santa Teresa de Jesús. Por primera vez el cineasta (centrado en retratos masculinos hasta el momento), que adora a las mujeres de fuerte carácter, pone en primer plano a una señora de armas tomar que se come en cada plano todo lo que la rodea. (La intención de NWR es rodar próximamente una historia de horror en Miami sólo con mujeres y con Carey Mulligan como protagonista). La actriz genera tal tensión que sólo Dios perdonará al Jurado, si no la dan de inmediato la Palma a la mejor interpretación femenina, masculina y animal.OGF5

El cineasta sabe poner el dedo en la llaga (nunca mejor dicho) y con su último trabajo muestra una realidad (un país donde la prostitución es fuente de ingresos para las familias, la absoluta inexistencia de límites de la delincuencia internacional, los problemas familiares llevados a su extremo) que exagera tanto con los personajes como con las situaciones (Valle-Inclán utilizaba la misma técnica) para sobrellevarla mejor.OFG11La verdadera violencia es que no se pueda decir en la calle lo que se opina, que se desplace a millones de personas por falta de trabajo, que se acumule miseria en un país lleno de riquezas (los importes de corrupción lo atestiguan), que ninguna brigada financiera se pregunte cómo se pueden reunir 2,5 millones de euros en menos de 24 horas… y no sigo, que voy a ser yo el que me ponga violento. Del tradicional “pan y circo”: lo dramático hoy es la total ausencia de “pan”, incluso de harina. Only God forgives es la parte “circo”. Y menos mal que lo tenemos para compensar. Pero tranquilos porque no es de verdad, es de mentirijillas. A mí lo que verdaderamente me produce pavor es la otra violencia.

A %d blogueros les gusta esto: