The Tunnel, Corea del Sur 2016

¿Cómo no caer rendido a los pies de un cineasta que sabe conjugar con tal maestría un film gran público -una catástrofe que afecta a la vida de una familia-, con la más lúcida crítica de la incompetencia de los poderes públicos, con su habitual tendencia a aprovecharse de los dramas personales para salir en la foto, robar la actualidad de quien realmente la merece, y olvidar, de inmediato, al héroe del momento para pasar al siguiente suceso que les permita otro minuto más del telediario?Kim Seong-hun ya nos había seducido con su anterior largometraje, Hard Day, pero con The Tunnel se supera. Talento, maestría, sutileza y emoción, todo en uno. A tal punto que su película se ha situado detrás de Train to Busan en recaudación en su país de origen (7 millones de espectadores tan sólo desde su estreno en agosto), convirtiéndose en un éxito de crítica y público. Su desembarco en Europa dará que hablar.Este impresionante Tunel podía resumirse en dos líneas: un comercial queda enterrado bajo el derrumbamiento de un túnel de nueva construcción. Huyendo de toda la espectacularidad de un film de catástrofes al estilo americano, su brillante director logra intensidad sin profusión de efectos especiales y una emotiva historia familiar, alejada también de los aspavientos y melodramas, mucho más centrada en el tormento interior de una larga espera, ante unas operaciones de socorro que se eternizan en el tiempo. Pero lo más excitante es su tono políticamente incorrecto, con sus continuas pujas a los medios de comunicación, policastros ávidos de publicidad, infraestructuras mal acabadas por oscuras razones y una pletórica escena final mítica con una frase que debería pasar a la historia del cine. Solo un genio del cine puede conseguir que más de horas, con un protagonista encerrado y que casi no se puede mover, pasen como un suspiro.El cineasta sabe muy bien de lo que habla y mejor aún cómo expresarlo en imágenes. En abril de 2014 su país sufrió el naufragio del Ferry Sewol. Balance de este drama, que de alguna manera estaba en su mente al escribir la historia de Tunnel, 304 pasajeros de los 476 perdieron la vida. Y su anterior presidenta, Park Geun-hye, está en prisión preventiva por corrupción dsede el pasado marzo. Sin comentarios.La excelente racha del cine de Corea del Sur se prolonga con Tunnel. Temas de candente actualidad, tradiciones géneros cinematográficos desacralizados y puestos al día, brillantes actores y, lo que más aprecia el espectador, nada de lecciones y mucho humor, incluso frente a las peores circunstancias. Entre barcos naufragados, trenes repletos de zombies y túneles que se derrumban, si tienes la intención de pasar por Corea del Sur, igual mejor viajas a pie.

La doncella (The Handmaiden), Corea del Sur 2016

Vaya año llevan los coreanos, dándonos sorpresa tras sorpresa, y alineando las mejores producciones de 2016. En este ocasión es el mítico Park Chan-wook, que deja de lado la violencia de sus obras más conocidas de principios de los años 2000 (Sympathy for Mr. Vengeance, Old Boy o Sympathy for Lady Vengeance), se adentra en el lado más perverso y erótico del thriller psicológico actual.don0A partir de la novela, Fingersmith (creo que aún no traducido al español), de la siempre excitante Sarah Waters (una recomendación para entrar en su sensual universo, El lustre de la perla), Park Chan-wook ha decidido cambiar su ambientación original del victoriano Londres de 1860, a la época colonial japonesa de los años 30, un verdadero hallazgo narrativo, que da picante a la rigidez aristocracia de esa época.don1Presentada en Cannes, ante la expectativa habitual de este juguetón cineasta, sorprendió como siempre por su exquisita puesta en escena, sus continuos golpes de efecto, su lado morboso al más puro estilo de Hitchcock y la elegancia de sus protagonistas.don5Desde los más profundos bajos fondos coreanos, un estafador se alía con una joven para que, desde su puesto de sirvienta, logre conseguir convencer a una rica heredera de casarse con él. Lo inesperado es que los deseos humanos son más selectivos que los amores y la belleza de la aristócrata no deja indiferente a nadie.don2Dos horas y media de hallazgos y sorpresas, un humor negro y feroz que acompaña toda la historia y una reactualización de las grande epopeyas de aventuras, sentimentales (y sexuales) puestos al gusto del espectador de hoy, hacen de esta Doncella, una de las películas más morbosas de este año.don4Como en su reciente Stoker (2013), la arquitectura de los lugares sigue teniendo una gran importancia y el juego que le permite el gran castillo de la protagonista, para crear planos y encuadres sorprendentes, se combina a la perfección con una naturaleza lujuriosa y en esplendor del parque que le acompaña.don3Imposible hablar más de la película sin desvelar todos sus recovecos, pasadizos, intrigas y manipulaciones. Eso sí, nadie había hecho mejor publicidad a las bibliotecas y a los libros que Park Chan-wook. Donde esté una buena lectura que se quite todo los demás (sobre todo, si se filma como lo hace este maestro actual del cine coreano).

Train To Busan, Corea del Sur 2016

Nada mejor que volver, tras las vacaciones, con un verdadero bombazo cinematográfico. La coreana Train to Busan es impactante, adictiva, espectacular e inteligente. Y sí, además, es una película de “zombies”, lo que no impide que sea una de las mejores películas del año, con independencia de su género.TB1El subgénero de terror de las denominadas, películas de zombies, se ha convertido en uno de los escaparates más efectivos para tratar temas universales y de actualidad. Lejos queda la imagen de un film que sólo contiene vísceras sangrientas, cadáveres putrefactos y horror generalizado. Yeon Sang-ho, el director de Train to Busan, que hasta el momento sólo había presentado películas de animación, utiliza el formato zombie para desarrollar sus inmensas posibilidades.TB3Frente a una situación en que la que todos las reglas sociales, convicciones de comportamiento y normas de funcionamiento han desaparecido o no son respetadas, ¿cómo crear un nuevo orden, establecer otras formas de organización, negociar ante una situación de extrema urgencia y dilucidar los verdaderos sentimientos o valores humanos? TB4Un programa necesario que sería de muchísima utilidad para el conjunto de nuestros políticos actuales (muchos de ellos verdaderos zombies, alejados de la realidad y encerrados en su propio mundo). Deberían ir más al cine. Se aprende mucho aunque sea un poco caro por el IVA.TB2El talento de Yeon Sang-ho consigue, a través de un medio, alcanzar el todo: un trepidante film de acción, una crítica acida del despiadado sistema capitalista actual y un magnífico estudio de caracteres humanos con sus miedos, defectos, virtudes y bondades. Además de una inmensa ternura, hasta tal punto que en una de las últimas escenas es difícil mantener la lágrima controlada ante la belleza de la desaparición de uno de los personajes.TB5Presentada en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, aún suena su apoteósica ovación generalizada ante los críticos con colmillos más retorcidos del planeta. Una verdadera pena que no estuviese en la Sección Oficial, fue el comentario más generalizado. Afortunadamente los privilegiados que asistan al Molins de Rei Horror Film Festival podrán disfrutarla los primeros en nuestro país.TB6Frente a la situación habitual de este tipo de género, un virus que se extiende por Corea del Sur (que el prólogo de la película explica en una inquietante escena de apertura), un padre y su hija en un tren, el último que les llevará a Busan, para reunirse con su ex esposa, rodeado de zombies (en este caso, excepcionalmente reactivos y ágiles, lo que permite una puesta en escena de infarto), este brillante director logra ir más allá que muchísimos otros autores con tema, digamos, más intelectuales y de buen tono. Train to Busan es la película que nadie debería perderse este año.

El Extraño-The Wailing (Goksung), Corea del Sur 2016

Una de las más gratas y sorprendentes sensaciones del último festival de Cannes fue la tercera película de Na Hong-jin, The Wailing, también estrenada en otros países como The Strangers. Tan inspirada, motivadora e inquietante que la verdadera cuestión en el certamen francés fue el motivo de por qué no estaba incluida en la sección oficial.  Gok6El coreano Na Hong-jin ya había dinamitado el cine negro con su dos primeros trabajos, The Chaser y The Yellow Sea, y ahora le ha tocado al género fantástico pasar por su demoledora visión en una película de dos horas y media. Gok1Y casi con total seguridad, convertirse en la sensación del festival de Sitges de este año (no sería de extrañar un premio mayor si acaba entre las seleccionadas), junto con otra bomba de la que ya hablaremos otro día, Train to Busan.Gok5Bajo su peculiar visión el director se divierte de lo lindo, a través de una historia que comienza como una investigación familiar más. En Goksung, pueblo que da título a la versión original, se suceden una serie de horribles asesinatos. Sus habitantes comienzan a buscar explicaciones asombrosas sobre la identidad del sádico asesino, acusando al japonés recién llegado, el excelente actor, Jun Kunimura (que encarnaba al personaje Boss Tanaka de Kill Bill).Gok7Una excelente excusa para repasar las supersticiones del lugar y las diferentes religiones que conviven en este pueblo coreano, desde el más ferviente cristianismo al más inquietante chamanismo. El cineasta empieza, como siempre, su relato, policías incompetentes con un toque burlesco, más centrados en su pausa bocadillo que en buscar al asesino, pero poco a poco va cambiando y ennegreciendo su relato.Gok3La sonrisa del espectador se va congelando y acaba deformada por los momentos de angustia y terror. Si El exorcista te dejo marcado, esta película no se queda a la zaga a nivel de sustos y terror, acabando con una escena impresionantemente diabólica. Intensa, vibrante y destinada a convertirse en un clásico del género.Gok2A la excelente dirección de escena se añade otro elemento nada desdeñable, el encargado de la fotografía es un verdadero mago de la luz, Hong Kyung Pyo (autor también de Rompenieves -Snowpiercer-, Mother o Haemoo -Sea Fog-) que consigue un clima que altera los nervios con una lluvia que deja en sirimiri, la de Seven.Gok4La reserva asiática del mejor talento cinematográfico ha decidido renovar el género y confirmar el fantástico (Cannes ya lo anticipaba este año con sus caníbales, fantasmas y apariciones) como un nuevo terreno fértil e innovador del más creativo cine de autor.

Princesa (Han Gong-Ju) y A Girl at My Door (Doheeya), Corea del Sur 2014

Dos excepcionales películas con una temática muy similar (la violencia sobre las jóvenes), ambas óperas primas, procedentes de Corea del Sur, cuna de cineastas sensibles e inspirados, y con unas intérpretes fuera de serie, provocaron el año pasado expectación entre la crítica (y premios, como mejor película para Princesa en el Festival de Rotterdam o selección en Cannes para A Girl…) y euforia entre el público (varios minutos de aplausos para la última en Un Certain Regard de Cannes, sección más bien habituada al silencio despectivo o al intenso abucheo).P1Princesa es de esas películas que dos horas después de salir de la sala todavía estás intentando asimilar lo que has visto. Con una virtuosa narrativa que va añade suspense cada minuto que pasa, en una intriga que añade notas sociales y un estudio de valores propios de su país. Un verdadero prodigio de recursos y una protagonista luminosa, Chun Woo-hee, que conquista cualquier corazón con una sola mirada. P2Una jovencita prepara una maleta. Va a cambiar de colegio y vivir en la casa de una de sus profesoras. Todos la observan con recelo y a una prudente distancia. Es culpable de algo terrible, que desconocemos por completo, que la ha obligado a cambiar de instituto. La ternura de su comportamiento hace que poco a poco se vaya haciendo nuevas amigas. Aunque tímida, retraída y muy sensible se va integrando en el nuevo establecimiento escolar, hasta el punto de unirse a un grupo de música.GD1 Pese a que hace todo lo posible por pasar desapercibida, las circunstancias hacen que el pasado, que tanto quiere hacer olvidar, resurja, y muestre al espectador la causa de tantos cambios precipitados y de ese silencio demoledor que la rodea. En una impresionante escena final la verdad estalla en la pantalla, en la ópera prima de un director, Lee Su-jin, que habrá que seguir muy de cerca. Con cineastas así, la nueva generación coreana se impondrá sin dificultad en el futuro de los festivales internacionales.  GD2A girl at my door juega con varios ingredientes que también están presentes en la película anterior. En este caso es un adulto, una oficial de policía, la que esconde un oscuro pasado y que han mutado de Seúl a un pueblo perdido del país, una joven maltratada por sus padres que vagabundea por los caminos en busca de un poco de ternura, y una durísima mirada social, sin piedad y malpensada que vigila cada movimiento de los forasteros del lugar.GD3La soledad de las dos sublimes protagonistas, Doona Bae y Kim Sae-ron, les conduce inevitablemente a encontrarse y, ante la brutalidad y dejadez de los padres de la joven, la policía decide acogerla en su casa algunos días. Pero la personalidad de la niña va desvelándose y creando no pocos problemas a su protectora. July Jung, directora de esta también primera película, no ha dejado un solo detalle de su historia sin afinar. Dura y tierna, al mismo tiempo, y magníficamente interpretada.

 

A %d blogueros les gusta esto: