Respira (Ein Atem), Alemania 2015

Las semanas previas a las grandes citas anuales del cine (Oscars, Berlinale, Sundance…) nos suelen dejar hambrientos con respecto a los estrenos en las salas oscuras. Gracias a la valentía, el buen gusto y una cuidada selección de sus títulos, algunas distribuidoras, como el caso de Karma, se esfuerzan en alimentar nuestra retina. Y un excelente ejemplo sería Respira, una intensa y lograda película.OB5Christian Zübert, su director, regresa a sus obsesiones preferidas, las diferencias sociales, la brecha europea entre el Norte y el Sur y las situaciones límites (como ya lo hizo en 2014 con Tour de force, o Tres cuartos de luna, en 2011).OB2Prepárate para una intensa aventura con un viaje de ida y vuelta, de la soleada Atenas griega a la gélida Frankfurt alemana. Elena y Costas son una pareja joven, diplomados, bilingües o trilingües, que siguen viviendo en casa de sus padres, o con sus hermanos, en una Grecia con una tasa de paro del 24% y sin posibilidades de un futuro mejor. Como muchos jóvenes de esta Europa, a media velocidad, Elena decide irse a Alemania, dado que ha encontrado un trabajo y, además, pagado dos veces más que en su país.OB8En cuanto llega a Frankfurt el certificado médico de trabajo le anuncia que está embarazada y que no puede trabajar en el pub que había encontrado. Falta de recursos la protagonista decide lanzarse a lo primero que encuentra, cuidar a la niña de un matrimonio alemán.OB6Las cinco primeros minutos de la película anuncian el color de algo que cumple sus promesas, suspense, intensidad de sentimientos y dos estupendas actrices, Jördis Triebel (que ya disfrutamos el año pasado en Al otro lado del muro) y la magnífica sorpresa de descubrir a Chara Mata Giannatou.OB4Para no desvelar la intriga, digamos que se produce un hecho inesperado e inexplicable, cuando Elena está cuidando a la niña, que produce el conflicto y desatará todo tipo de reacciones entre sus protagonistas.OB3Christian Zübert se sirve de esta narración, dividida en una ida y una vuelta a Alemania, para describir las dificultades de integración, las distintas mentalidades, y hasta, las radicales concepciones de la pareja entre dos países tan cercanos, geográficamente, como lejanos en pensamientos. OB7Una verdadera muestra del mejor cine inteligente y comprometido (pese a la argucia de utilizar un brutal desenlace para explicar el hecho que desencadena el drama), que no cae en ningún momento en el la exaltación de la miseria y muestra una realidad sin juicios ni condenas.

Don’t Look at Me That Way, Mongolia 2015

Estamos de nuevo de cumpleaños, el REC Festival Internacional de Cinema de Tarragona celebra su 15ª edición, con una programación repleta de sorpresas, en una clara apuesta por las óperas primas más relevantes del año. Un certamen que arriesga y hace ganadores a sus espectadores desde hace tres lustros.   DL4Asumir riesgos no es nada fácil cuando el cinesta es una mujer, su proyecto está lleno de sensualidad y, por si fuera poco, muestra una aproximación a la teoría de género diferente del discurso mayoritario.DL2Uisenma Borchu, fascinante directora, guionista e intérprete principal de Don’t Look at Me That Way, no ha atravesado un camino de rosas para convencer a productores y distribuidores frente a una narración alejada de lo convencional. Sin embargo, la personalidad de la realizadora ha conseguido imponerse y llevar a buen puerto una historia donde se mezclan culturas y géneros cinematográficos.DL1Heidi, que asume tanto su origen mongol como su cultura alemana, es una mujer con las ideas claras y una concepción muy personal de las relaciones personales y los contactos sexuales, se convierte en el objeto de fascinación de su vecina, Iva, que vive con su hija, Sofía.DL3Poco a poco las vecinas se harán haciendo más íntimas, compartiendo a Sofía, con la que Heidi vista a su abuela con frecuencia, intentando establecer cada una por su parte un espacio de entendimiento. La fuerte personalidad de Heidi roza la rigidez y sus comportamientos empujan a Iva a intentar retomar el control de una situación que se escapa de sus manos.DL5La inteligencia de la directora, Uisenma Borchu, en cuanto al montaje, es fascinante. Don’t Look at Me That Way mezcla tiempo distintos e, incluso, posibilidades de futuro, sobre todo, en su escena final que habrá que seguir con suma atención para establecer su realidad o veracidad. Un final abierto en el que los espectadores los que deciden sobre el fin de esta tórrida narración.DL6Un film que aborda la sexualidad sin tapujos en una sensualidad brillantemente fotografiada. Los cuerpos se mezclan mientras que las mentes se separan, las caricias están presentes en un espacio en que los límites no existen.MU3Otra poderosa apuesta del Festival REC que sigue programando unas películas impresionantes que no dejan a nadie indiferente. De hecho,  dos de las mejores del año están en el programa: El hijo de Saúl y Mustang. Buen festival a todos/as y a por los próximos 15 años.

Elser (13 Minutos), Alemania 2015

Al director Oliver Hirschbiegel le atraen los personajes fuertes, carismáticos, comprometidos, deslumbrantes, excesivos, detestables… Todo lo que salga de la personalidad media habitual y su filmografía lo confirma: desde los Borgia, Lady Di, Adolf Hitler (que ya abordó en 2001 con El hundimiento) hasta su último trabajo, dedicado a Georg ElserE1Este discreto carpintero fue uno de los muchos que intentaron acaban con el dictador alemán. Entre principios de los años 20 hasta el suicidio en su bunker en 1945, se tienen constancia de, como mínimo, 40 intentos de asesinato de Adolf Hitler. Junto a la operación Valkiria, también trasladada al cine, Elser fue el que más cerca estuvo de lograrlo. Sólo le separaron 13 minutos.E2La película comienza directamente el famoso 8 de noviembre de 1939. Ese día estaba previsto un discurso del dictador en una cervecería alemana. El protagonista había fabricado una bomba casera, con instrumental de relojería y explosivos, robados en la fábrica en la que trabajaba. Todo funcionó a la perfección, salvo que Hitler, Goebbels y Himmler decidieron recortar el mitin y marcharse antes.E3Georg Elser intentó huir a Suiza pero fue arrestado. A partir de los interrogatorios de este héroe actual (asesino en su época), la película va mostrando la incredulidad de los jefes de la Gestapo y de la policía judicial, que niegan poder aceptar que un solo hombre momento se lance a un atentado de tal magnitud, y al mismo tiempo, a través de flashbacks, el pasado del protagonista.E4Impecable realización para amantes de cine de historia, que se presentó en el festival de Berlín y ahora en la 60 edición de la Seminci, con el buen hacer habitual de su director, pero que, sobre todo, convence por la interpretación de un gran actor, Christian Friedel (que ya nos encantó en el personaje del joven maestro de La cinta blanca).

Jack, Alemania 2015

Si hay algo que haya confirmado la última edición del Festival de San Sebastián, es que el terreno de la infancia y juventud sigue en el centro del punto de mira y de las preocupaciones narrativas de una gran parte del cine actual, con independencia de su nacionalidad. Jóvenes en tránsito a la edad adulta, chicos que deben aprender a ser autónomos dada la ausencia familiar. Infancias agitadas y adolescencias conflictivas continúan emocionándonos y sorprendiendo al público en las salas oscuras.Ja3Jack es el protagonista del segundo largometraje del cineasta Edward Berger. Un niño de 10 años, acostumbrado a buscarse la vida, encargarse de su hermano pequeño y esperar ansioso el regreso de su madre, desbordada entre su trabajo y también sus escapadas nocturnas.Ja2El inestable equilibrio de esta familia monoparental se rompa por la mala suerte de un inesperado accidente doméstico. Los servicios sociales toman cartas en el asunto y deciden enviar a Jack un internado, situación real que inspiró al director al ver un joven berlinés en su misma situación, viviendo sólo una parte de la semana con su familia.Ja4Jack no puede adaptarse al hecho de vivir lejos de su hermana y su adorada madre, que lejos de la caricatura, intenta compaginar su vida, divertirse, encontrar una nueva pareja y criar a dos hijos sola. Jack toma la decisión de escaparse, recoger a su hermano, que estaba en casa de un conocido de su madre, y volver al hogar familiar. Pero la cosa se complica y mucho cuando, al llegar a casa, descubren que su madre no está y nadie sabe por dónde anda.    Ja5Dirigida con un aplomo espectacular, con dos jovencísimos actores, Ivo Pietzcker y Georg Arms, que iluminan la pantalla (el cineasta tardó 8 meses en encontrar al protagonista), la película tiene tanto de radiografía social como de cine de suspense y acción moderna. Jack, coraje y valentía no le falta, supera obstáculos, busca entre los conocidos de su madre, mueve cielo y tierra en la inhóspita noche de la ciudad de Berlín, y carga con su hermano, como un verdadero héroe de los tiempos modernos.Ja1La segunda película del Edward Berger, seleccionada en el Festival de Berlín y con un Lola de Plata alemán (los premios de su academia alemana de cinematografía) es un perfecto ejemplo de un cine actual comprometido, dinámico, fascinante y que, incluso, podría dar alguna que otra sorpresa en los próximos premios de cine europeo.

Victoria, Alemania 2015

Prepárate para vivir una experiencia de alto nivel cinematográfico y recuerda bien su nombre porque va a sonar fuerte, con casi total seguridad, en los premios de cine europeo, e incluso, más allá por el mes de febrero de 2016 al otro lado del atlántico… La carrera de Victoria apenas ha comenzado, salvo en su país, cosechando seis premios de su Academia, los Lola alemanes, mejor película, director, actriz, actor, música y fotografía. Todo un record. Así como premio en el festival de Berlín. Vic0Son las 5h47 de la mañana y entramos en unos de esos hipnóticos clubs berlineses, donde los bafles imperan en reyes de la trance, a los ojos les cuesta fijar un punto inmóvil y el cansancio lucha contra la euforia en un dilema, casi místico, entre “levántate y anda hasta el próximo after” y la voz reencarnada de Pocoyó recordándonos “es hora de irse a la cama”.Vic1En medio de la pista un hada de la juventud europea mueve sus alas a ritmo de hipnóticos ritmos. La protagonista, Victoria, una chica española, que como tantos otros nacionales ha preferido irse de su País de TODO A CIEN, para intentar vivir otra experiencia vital más enriquecedora. Tres meses y no conoce a casi nadie, trabaja en una cafetería por 4 euros la hora y, sin embargo, irradia una ansía vital y una simpatía contagiosa.Vic3Los primeros segundos de una primera imagen perfecta de los 134 minutos de la película, rodados en un único plano secuencia (sin cortes ni trampas ni cartón), en medio del Berlín que nunca se acuesta. Dos horas y catorce minutos, hasta las 7h56 de la mañana, de un saber hacer impecable, una sutil maestría y una historia repleta de sorpresas.Vic26 de la mañana. Victoria decide retirarse, tras haber intentado sin éxito simpatizar con el camarero, y en la puerta de la salida se cruza con cuatro jóvenes a los que no les dejan entrar en la discoteca. Un encuentro inesperado, unas risas, unas cervezas compartidas, la tensión de cada nueva amistad y la expectación ante unos chicos, por momentos inquietantes y peligrosos, pero en otros, encantadores, juguetones y, hasta, tiernos.Vic4Sebastian Schipper, que firma también el guión de esta, su cuarta, película, es extremadamente inteligente en su propuesta. Si los actores son excepcionales, Frederick Lau y Franz Rogowski, el inmenso descubrimiento es la española, Laia Costa, sin duda alguna, lo mejor de la película y un pedazo de actriz a la que, espero con todas mis fuerzas, se le abran todas las puertas de nuestros cine. Está, sencilla y llanamente, espectacular.Vic5Ante el suspense de lo que va a ocurrir, algo tiene que pasar junto a la creciente inquietud de que irá a peor, la mente del espectador se divierte en intentar adelantarse al guión, para adivinar la situación siguiente. Vic6Sería un pena, y quizás también un error, dejadnos llevar por la primera impresión de un inmenso film de cine negro. El guión aporta muchas más pistas y lecturas. Un reencuentro entre dos culturas, Madrid y Berlín, una juventud con esperanza pese a la situación actual, una Europa multicultural, una sensación de callejón y un magnífico minuto final, ¿es una victoria o, sencillamente, es Victoria? (en su visionado nos encontraremos). No dejes que te lo cuenten. Descubre tú mismo una de las mejores películas del año.

A %d blogueros les gusta esto: