Crazy, Stupid, Love, EE.UU. 2011


Bienvenidos a la mejor comedia romántica del año, firmada por Glenn Ficarra y John Requa, directores de la única película interesante protagonizada por Jim Carrey en los últimos años, Phillip Morris, te quiero (2009). Ambos tuvieron enormes problemas para financiar y estrenar su primer film en EE.UU. pero se han tomado una revancha digna de tal nombre. La película ha sido un éxito de crítica y público, y si la Academia aparta su recurrente fobia a las comedias, puede convertirse en la sorpresa de las nominaciones a los Oscar 2012.

Una comedia que se aleja del lado escatológico, recurso habitual de los últimos productos destinados más a un público adolescente, para adentrarse en el ámbito adulto de las salas de cine. Un casting alucinante en que Julianne Moore y Steve Carrel, en matrimonio cuarentón con problemas sentimentales, bordan sus papeles rodeados de un conjunto de perfectos secundarios (Emma Stone, Kevin Bacon y Analeigh Tipton -en un primer papel de canguro que por su delicadeza y presencia, promete y mucho…).

Marisa Tomei ha sabido engalanar su rol de profesora con un toque de locura, tan acorde con el personaje, que puede que roce la nominación a mejor actriz secundaria, si no cae literalmente dentro.

Mención aparte merece Ryan Gosling. Alejado por primera vez de sus interpretaciones en el género que más ha frecuentado, el drama indie, muestra su lado “bad boy canalla con encanto” y el público mayoritario, por fin, descubre el nacimiento de un nuevo galán, que se mueve tan a gusto en la comedia como en el drama.

A este chico lo vamos a tener en pantalla todo el tiempo, próximamente en Drive y después en la próxima película de George Clooney. Este, sin duda, será su año como ya avanzamos en otra de sus películas pendiente de estreno, Blue Valentine.

Basada en la típica situación de la crisis de los cuarenta, por una vez desde la óptica de la mujer, este matrimonio atraviesa un momento difícil. Steve encuentra en Ryan un modelo para adaptarse a los nuevos tiempos. Una época basada en el consumo, las relaciones sin contenido y lo más breves posibles encarnada a la perfección por Ryan Gosling. Pero todo cansa…

Partiendo de esta historia tan banal los directores consiguen escenas irresistibles, un ritmo perfecto y tienen el buen gusto de obsequiarnos con un final alejado de los habituales cánones del cine americano. Una excelente comedia romántica, inteligente y muy divertida.

Anuncios

One Response to Crazy, Stupid, Love, EE.UU. 2011

  1. maria says:

    Vi la película y me pareció muy divertida y ocurrente, la verdad es de las pocas peliculas de comedia que en verdad me ha hecho reír, algunas se dicen ser de comedia y en verdad son muy malas por no decir que bobas en algunas ocasiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: