Le Chat du Rabbin (El Gato del Rabino), Francia 2009


El cine francés de animación no deja de sorprender al público, arriesgarse en nuevas aventuras y crear universos distintos. La gran tradición de este tipo de cine es ser maltratado por la exhibición, como si se tratase de un subproducto o un género exclusivo para niños. La realidad es mucho más rica que la impuesta por el circuito de explotación. El cine de animación es un género tan respetable como el resto, ya sea la comedia, el thriller o el drama, y un terreno de creación que aporta un sinfín de sorpresas a una público adulto y, en la mayoría de los casos, conocedor y enganchado a estas propuestas. Y como muestra la última obra de Johann Sfar.

En el primer preestreno de Le Chat du Rabbin en presencia del público, tras algún pases de prensa y uno realizado ante todas las comunidades religiosas junto a los representantes de los derechos de Tintín (presente en una de las escenas más divertidas de la película) y, por si fuera poco, la sociedad protectora de animales (la única realmente preocupada por las condiciones de rodaje), Johann Sfar luce su habitual sonrisa, una energía desbordante y la inteligencia a flor de piel, como si cada uno de sus poros fuese un bocadillo con diferentes frases ingeniosas.

Ante la sala abarrotada, conquistada de antemano, el director a cada pregunta responde con mil anécdotas, vivencias, recuerdos y opiniones. La proyección ha sido un exitazo y los espectadores, aún bajo el embrujo de las imágenes del film, le retienen durante casi una hora. El autor del célebre cómic (cinco entregas desde 2002 y casi un millón de ejemplares vendidos) había recibido varias propuestas para adaptarlo a la pantalla. Siete negativas fueron necesarias para convencerle de que él mismo, junto su amigo y productor desde 2010, Antoine Delesvaux, debían llevarlo al cine. Un trabajo que se inició antes de realizar Gainsbourg (Vida de un Héroe) y que, por fin, se estrenará en su país el próximo mes de junio.

Este gato maldito tras comerse al loro de la casa, más por celos que por hambre, comienza a hablar y como lo que dice se aleja bastante de lo políticamente correcto, el rabino intenta alejarlo de su hija para evitar tal nefasta influencia. Pero al gato lo que más le gusta son las caricias de su dueña, como a todos, y solicita formalmente convertirse al judaísmo para poder volver a disfrutarlas. Para ello y en busca del origen de esta religión, un mítico lugar situado en Etiopía y habitado por judíos negros, los protagonistas atraviesan parte del continente africano.

El autor, a través de este singular personaje inspirado de su propio gato, expone una inteligente crítica de todas y cada una de las religiones y constata divertido, según sus propias palabras, que sus comics anticlericales no sólo no han logrado irritar a nadie sino que reciben continuamente todos los premios ecuménicos, habidos y por haber. Rodada previamente con actores reales, para comprobar si el guión y la animación funcionaban en pantalla, y utilizando la técnica de 3D para realzar algún personaje o motivo en cada escena, los directores han conseguido una película con más de 1300 planos llenos de magia, agitación, humor e ironía.

El gato del rabino, próximo al Zadig de Voltaire, defiende el libre pensamiento y la tolerancia frente a las supersticiones y la ignorancia. Falta hacen filosofías así en estos tiempos que nos ha tocado vivir. En 1959 René Pomeau escribía en Europe, “desde hace tiempo hemos observado la analogía existente entre los cuentos de Voltaire y nuestros dibujos animados… en el siglo de Luis XV las marionetas eran los dibujos animados de la época: personajes estilizados con gestos expresivos, burlescos pero amables…” y cincuenta años después, Johann Sfar y su gato han decidido no dejar títere con cabeza, sobre todo, si practica alguna religión.

Anuncios

One Response to Le Chat du Rabbin (El Gato del Rabino), Francia 2009

  1. Pingback: Nominados a los Premios de un cine europeo en plena forma « Cine Invisible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: