Hai shang chuan qi (I Wish I Knew), China 2010


Comienza el nuevo año chino, desde el 3 de febrero hasta el 22 de enero de 2012 bajo el signo del conejo, animal destacado en el horóscopo oriental por su buena fortuna. A ver si es verdad. Por lo pronto, el nuevo año nos trae un regalo en forma de documental. La Exposición Universal de Shanghai, celebrada desde abril hasta octubre de 2010, fue el escaparate perfecto para que China sorprendiese al mundo con sus fabulosos avances, en todos los campos del saber humano. La cita obtuvo el favor del público y congregó a 100 millones de visitantes. Sólo faltaba un film que sirviese de publicidad y/o propaganda del evento y, por supuesto, del país que lo organizaba.

Por suerte para el espectador la elección del cineasta, Jia Zhang Ke -autor de los comprometidos 24 City (2008), crónica del cierre de una fábrica china para construir en su lugar apartamentos de lujo, o Still life (2006), la desaparición de todo un pueblo inundado bajo las aguas de una presa- ha realizado un documental muy alejado de la corriente oficial que se podría haber esperado de este tipo de encargos. Las imágenes de la exposición se reducen a escasos minutos.


El realizador ha querido contarnos esta ciudad, Shanghai, como si se tratase de una novela, a través de la vida de 18 personas que han sufrido los vaivenes de su historia. Desde los años 30 con la descripción de las bandas de niños que se disputaban las calles y que más tarde constituirán las mafias locales o la descripción del hijo de Yang Xingfo, pionero defensor de los derechos humanos de esa época, sobre el asesinato de su padre, presenció en directo cuando tenía 15 años, hasta la moderna Shanghai de los tiempos de la Exposición Universal, el documental muestra retazos de vida sin aburridas estadísticas, datos innecesarios o historiadores que reciten fechas vacías de contenido.

El interés aumenta según avanza el documental. Tras los testimonios y experiencias de vidas, muchas de ellos se han visto obligados a abandonar la ciudad y trasladarse a Hong Kong o Taiwán, llegamos a la época actual con el retrato del Shanghai de hoy. Un especulador de Bolsa que explica su sistema para obtener dinero rápido y fácil y, que coincide con el mecanismo que ha llevado a Occidente a una de las mayores  crisis económicas de su historia, o un joven escritor que desvela sus inquietudes dado que sus derechos de autor no  le daban para comprar el coche de sus sueños y, cuando por fin piensa poder adquirirlo, cambia de opinión porque es demasiado barato, completan un panorama digno de la mejor película de ficción.

El realizador no olvida incluir a míticos cineastas en el documental, Fei Mu, Hou Hsiao Hsien o Wong Kar-Wai, para completar un espectacular trabajo que finaliza con unas imágenes de unos pasajeros en un metro, somnolientos y visiblemente cansados. Observándolos el espectador se pregunta si se despertarán a tiempo y continuarán así, sin darse cuenta de que se han saltado la estación y han ido demasiado lejos.

Anuncios

2 Responses to Hai shang chuan qi (I Wish I Knew), China 2010

  1. Pingback: Festival de cine de Las Palmas 2011: Sugerencias día III « Misterioso objeto al mediodía

  2. Pingback: Festival de cine de Las Palmas 2011: Sugerencias día IV « Misterioso objeto al mediodía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: