Shlichuto Shel Hamemune Al Mashabei Enosh (La misión del director de Recursos Humanos), Israel 2010


Eran Riklis despliega una sensibilidad especial al tratar temas delicados, logrando convertir en debate amistoso lo que se presenta normalmente como una dura discusión. Tras su brillante inicio como director en La novia siria (2004) y su, aún mejor continuación, con Los limoneros (2008), que logró emocionarnos y consagrar al mismo tiempo a su actriz fetiche, Hiam Abbass (una de las mejores intérpretes de los últimos tiempos), el realizador estrena su último trabajo sin su actriz habitual y, por primera vez, con un protagonista masculino, Mark Ivanir (La lista de Schindler, El buen pastor o 24 horas crono).

 

La inmigración es una cuestión extremadamente sensible en Israel. La historia del país aporta a los inmigrantes una idílica visión de su futuro si se instalan en él pero, por desgracia como afirma Eran Riklis, la realidad es bien distinta, y lo que se suelen encontrar, está más próximo de la antesala del sufrimiento que de las puertas del paraíso. Por ello la misión que debe cumplir el director de RR.HH. de la película es tan humanista como política.

Pero por una vez, y sin que sirva de precedentes, no será una de las habituales tareas que realiza este puesto en la actualidad: reducir los costes del personal, sin tener en cuenta que el único valor real y duradero de una entidad económica o una institución pública es el capital humano, o incrementar las condiciones de precariedad de los nuevos contratos y eliminar los logros adquiridos en los antiguos, entre otras lindezas. Todo ello derivado de las profundas reflexiones de un cuerpo directivo, sin rastro de alma y, en más casos que los deseables, exento de imaginación o de los mínimos conocimientos básicos.

Este director de RR.HH. de la panadería más importante de Jerusalén es llamado, desesperadamente, por su directora para solucionar el escándalo que acaba de publicar la prensa. Un periodista ha desvelado el fallecimiento en un atentado de una empleada, inmigrante rumana, acusando a la empresa de indiferencia y falta de humanidad, dado que ni siquiera está al corriente del suceso ni han reclamado su cuerpo. La dirección encontrará que la mejor solución es que el director lleve personalmente a la difunta a su pueblo natal, por supuesto con todos los gastos pagados.

 

Se inicia así un road movie original que nos lleva desde el soleado Israel hasta la nevada Rumanía, con un equipo de ensueño: el director, separada de su mujer y alejado de nuevo de su hija que le reprocha su ausencia, el periodista (la generosidad tardía por los gastos pagados servirán para limpiar la imagen de la empresa), el hijo de la fallecida, el marido de la consulesa y el féretro. Divertido, pese a la gravedad del tema, emotivo y sorprendente viaje a lo Kusturica, filmado en unos paisajes exteriores impresionantes y unos interiores más interesantes, si cabe. 

Nuestro Antonio Machado afirmó que “no hay camino, se hace camino al andar”. Quizás el poeta también tenía en mente lo que el camino hace en el caminante que lo realiza, lo que una acción nos aporta y puede llegar a cambiarnos. Este apasionante periplo transformará al director de RR.HH. y le servirá para descubrir, entre otras muchas cosas, que el ser humano posee un capital infinito. Incluso tras su muerte.

Anuncios

One Response to Shlichuto Shel Hamemune Al Mashabei Enosh (La misión del director de Recursos Humanos), Israel 2010

  1. Pingback: Tweets that mention Shlichuto Shel Hamemune Al Mashabei Enosh (La misión del director de Recursos Humanos), Israel 2010 « Cine Invisible -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: