La red social (The social network), EE.UU. 2010


Es muy llamativo que word (palabra) y world (mundo) estén tan próximas en el idioma inglés. David Fincher sabe que quién tiene la palabra puede conquistar el mundo o, por lo menos, la parcela que le interesa. Y La red social son, al igual que en el famoso acto segundo de Hamlet, palabras, palabras, palabras. El director, junto al guionista Aaron Sorkin de la serie El ala oeste de la Casa Blanca (de nuevo, la palabra es poder), han realizado una versión actual del triángulo favorito de Shakespeare: ambición, poder y traición.

Si escribiese que el argumento de la película es un soldado del mejor ejército del mundo que decide conquistar un país para convertirlo en su propio reino, y que en la batalla no dudará en traicionar a su único amigo, encontrará personas interesadas que le adularán hasta conseguir integrarse en su equipo para disfrutar de los beneficios de la campaña militar, cualquiera diría que se trata de una de la tragedias romanas (véase Julio César o Antonio y Cleopatra) de Shakespeare y no de un film americano de 2010. Me produce un sano cosquilleo ver la explosión en taquilla de la película y recordar, al mismo tiempo, los comentarios sobre lo aburrido que es el teatro clásico.

Cuando presentó El club de la lucha David Fincher comentó que era “una versión estilizada de nuestro presente Ikea. Habla sobre conceptos muy simples. Estamos modelados para ser cazadores y estamos en una sociedad consumista. No hay nada más que matar, no hay nada que pelear, nada que vencer, nada que explorar. En esta castración social, todos los hombres ya están fabricados”. Con La red social sólo le queda añadir que lo único que queda hoy por conquistar son los “famosos quince minutos de publicidad”, biblia de Andy Warhol, y ésa es la principal y exclusiva motivación del protagonista.

En resumen, un film de acción que, en vez de utilizar golpes y peleas, usa palabras. Frases que hieren, traicionan, mienten y engañan. Y que pueden llegar a matar. Excelente escena en que Justin Timerlake, con una actuación muy pero que muy digna, frente a la acusación de su adversario de que está al corriente de las noticias horribles publicadas sobre él, éste se limita a responder: “yo de tí no ha leído nada”. Y un breve silencio. Lo peor que les puede pasar a los protagonistas es que no les conozcan, no se hable de ellos o no les saluden desconocidos por la calle. Por eso son tan importante en esta película, en que los actores no paran de discutir, los breves y muy escogidos momentos de silencio del guión.

Y La red social trata también de la profunda soledad, que nos ha impuesto la sociedad de los medios virtuales, y que inició el protagonista y que acaba sufriendo en propias carnes. Un héroe trágico, como señala el guionista, que debe pagar caro lo que ha hecho y, además, sentir remordimientos. 

Por cierto en la película también se hable de algo llamado Facebook pero nadie sabe muy bien de qué se trata.

Anuncios

One Response to La red social (The social network), EE.UU. 2010

  1. Pingback: Nunca Me Abandones (Never Let Me Go), Reino Unido 2010 « Cine Invisible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: